Se conoce como inversión al uso de cierta cantidad de capital para actuar en función de crear más ingresos de los que se invirtieron. Invertir es “gastar” momentáneamente una cantidad de nuestro capital buscando que este pequeño “gasto” termine creando un ingreso que exceda la cantidad de inversión inicial, a este excedente se le llama ganancia.

 

Si bien existen muchas diferenciales que tener en cuenta cuando estamos aprendiendo sobre inversiones, existen tres variables que deberían tenerse en cuenta a la hora de elegir una inversión:

 

Rendimiento de la inversión. Es decir, a cuánto se espera que ascienda la ganancia resultante de la inversión una vez ejecutada.

 

Riesgo aceptado. Vinculado al factor de inclinación hacia la falla o éxito de la misma inversión

 

Horizonte temporal. Un estimado calculado de cuándo y cuántas ganancias estará ofreciendo la inversión considerando un pequeño, mediano y largo plazo.

 

Inversión extranjera se refiere a la inversión de cierto capital (inversión que puede ser proporcionada por parte de una empresa, por  un individuo o que incluso puede ser proveniente de una instancia gubernamental) Consiste en invertir cierto capital en un país diferente a  aquél del que proviene la inversión. I.E Un inversionista proveniente de Canadá queriendo invertir en un negocio en El Salvador o España.

 

Existen dos tipos diferentes de inversión extranjera considerando la forma en la que los participantes obtienen el ingreso inicial y cómo se pone en función dicho ingreso monetario:

 

Inversión Extranjera Directa

Esto es cuando una compañía (pública o privada) decide extender sus horizontes creando una campaña de expansión en otros países diferentes a aquél en donde se originó dicha empresa. Generalmente, antes de tomar esta iniciativa, las compañías tienden a realizar estudios de mercadeo, estudios socio-económicos, análisis de potencialidad en el mercado. Aparte, necesitarán crear una red nueva de conexiones para interconectar sus otros negocios con otras empresas y crear, también, nuevas conexiones en el país huésped. Esta estrategia de inversión tiende a resultar ambivalentemente para la mayoría de las empresas; Esta estrategia tiende a expandir el mercado de la empresa hacia una zona de mercadeo que no habían explorado con anterioridad, lo cual resulta en un potencial de venta incrementado exponencialmente.

Sin embargo, cuando hablamos de una empresa que durante cierto tiempo ha creado algún renombre como empresa nacional/de orgullo nacional, el público conservador que busca tener empresas nacionales dentro de su propio país exclusivamente, generalmente toma con cautela este tipo de movimientos empresariales. Si bien este efecto no siempre tiene malos resultados en la economía de las empresas, cuando se apuesta por la inversión extranjera algunas empresas podrán sortear estas vicisitudes mejor que otras conociendo bien su mercado, su público, las formas de intercambio culturales entre ambos (el país de origen y el país huésped en la empresa) e incluso, conocer la historia de los tratados nacionales e internacionales del país huésped, se vuelve un accesorio súper valioso para estas empresas emprendedoras.

 

Inversión Extranjera Indirecta

Esta inversión es un poco más compleja. Inversión extranjera indirecta es cuando un país/empresa decide realizar préstamos a otro país. A este tipo de inversión se le llama inversión de cartera.

La inversión extranjera indirecta se lleva a cabo a través de préstamos de entes internacionales o gobiernos o empresas públicas, también a través de la colocación de valores bursátiles del país receptor del crédito en las bolsas de crédito de su propio país.

Ejemplos de este tipo de inversión existen en todas partes del mundo. Con la constante y creciente globalización (más aún, durante la segunda mitad del siglo XX hacia adelante al siglo XXI donde la globalización se ha vuelto un fenómeno tan fuerte y consistente , que además promete quedarse para siempre) la inversión extranjera indirecta se ha vuelto un fenómeno común, constante y muchas veces necesario para el establecimiento, remuneración, re-estructuración o reforma de los sistemas económicos emergentes o con promesas de crecimiento bajo nuevas estrategias de control y manejo promete una nueva forma de comercialización en diferentes entidades empresariales o gubernamentales

Sujeto a este tipo de inversión, está implícito el nivel de crecimiento de un país y sus economías. También, sujeto a este tipo de inversiones, están altamente ligados los tratados de comercialización entre dos o más países (Por ejemplo. En México, el Tratado de Libre Comercio de Norte América TLCNA/NAFTA por sus siglas en inglés)

 

Es este tipo de acuerdos el que generalmente establece las pautas nacionales e internacionales para los inversores internacionales. Cuando un país establece una conexión amistosa de negocios con otro país, se abren y crean nuevas vías de desarrollo y crecimiento económico que los inversionistas inteligentes aprenden a dominar para ayudar, ambivalentemente, tanto a sus compañías/países como a las compañías/países con quienes se está estableciendo un negocio nuevo.

 

Como dato curioso; un efecto interesante de la expansión por inversión extranjera directa se puede apreciar dentro de los países en que han ingresado dichas nuevas corporaciones.

Cuando una empresa decide expandirse, navegando mercados internacionales nuevos, necesita adaptarse a la nación huésped, así como a sus costumbres, formas de interacción social, etc.

Este efecto causa que muchas compañías multinacionales lleven este proceso de adaptación al grado de cambiar los nombres de sus productos (o de su presentación pública) creando un mercado internacional de productos que, (dentro de cada país)  han logrado establecerse tanto , por tanto tiempo y tan bien que cada nación huésped nueva ha terminado por adoptar la empresa o el producto dentro de su cultura popular continua.

Un ejemplo claro de este éxito expansionista es Kellogg’s, una de las compañías más grandes a nivel mundial y uno de los líderes en marketing y ventas a nivel mundial. Kellogg’s (por ejemplo) ofrece una gama de productos variados centrándose primordialmente en la producción de cereales. Uno de sus productos más populares es su original Cocoa Krispies. En México, el mismo producto es llamado Choco Krispis (Fonéticamente)En España es llamado Choco Krispies (una mezcla del nombre original) En algunos países de Europa el mismo producto es llamado Coco Pops.

Este efecto es una muestra del proceso por el que tienen que pasar las empresas en búsqueda de un nuevo mercado de inversión, pues la inversión extranjera directa no sólo significa ingresar dinero en una nueva fábrica en otro país, sino cambiar de paradigma social, sociológico y (por supuesto) económico. Todos estos cambios son una parte importante de la inversión extranjera, por lo tanto.

 

La inversión extranjera indirecta, por su parte, tiende a ser una parte primordial para la economía de algunas naciones en desarrollo.  Si bien existen países en donde hay leyes muy estrictas contra el ingreso foráneo de bienes materiales para la producción, hay otras naciones más abiertas (cada vez más) a la posibilidad de inversión extranjera como medio de incremento de producción.

Países como México (por ejemplo) durante todo el Siglo XX había sido un país cuyos productos nacionales y utilidades habían sido administrados primordialmente por una entidad de control gubernamental. Esto es, un control contra la inversión extranjera en productos nacionales, así como en utilidades básicas como electricidad, petróleo y turismo. En recientes años, el gobierno mexicano ha abierto sus puertas a la inversión extranjera buscando hacer que sus producciones logren un estatus competitivo contra otras naciones en el mundo. El petróleo, por ejemplo, que es quizás el mayor producto exportado desde México, había estado decayendo en producción durante los últimos cuarenta años, como medida para contrarrestar las pérdidas y baja competitividad ofrecida por el panorama actual en Petróleos Mexicanos (PEMEX) el gobierno federal de México ejecutó algunas reformas legales y económicas permitiendo que entidades foráneas pudieran extraer, refinar y comercializar el petróleo mexicano buscando aumentar su capacidad competitiva.

 

Todos los países y empresas tienen un fundamento inamovible: la buena administración lleva al buen desarrollo. Cuando uno de ellos decide que ha alcanzado los límites de lo que podría haber logrado en determinada ubicación geográfica, siempre es buena idea considerar un nuevo suelo, una nueva forma, un nuevo mercado.

Aún cuando cada empresa y país siempre velará por los intereses de sus protegidos, el expandirse hacia nuevos horizontes, en este mundo cada vez más y más globalizado, puede resultar en un efecto dominó de crecimiento constante. Cuando una empresa o un país deciden invertir en el extranjero, no sólo están buscando ayudarse a sí mismos y sus intereses económicos, están (inherentemente) creando nuevos caminos de desarrollo y crecimiento para el país huésped que recibirá su inversión final, así como también, con el obvio beneficio de todas las partes involucradas como resultado de la búsqueda del establecimiento de un nuevo mercado.

La inversión extranjera, sea directa o indirecta, tiende a ser una buena estrategia para oxigenar el mercado nacional, así como fomentar una sana competitividad entre empresas y países, ayudando a oxigenar también el panorama internacional de competitividades.

Course work tracker

Course 1
This is an example course complete with a back end certification and assessment system
Module 1 Example Module 1-
Example 1
Unit 1 Example Unit 1
Unit 2 Example Unit 2
Unit 3 Example Unit 3