Manejar un presupuesto familiar no es fácil. De las decisiones que tome depende el buen administrador de los recursos que cada tanto tiempo se destina a su familia. Si bien puede parecer una responsabilidad un tanto abrumadora, con un poco de práctica usted puede aprender todas las habilidades, trucos y realidades necesarias para poder hacer funcionar un presupuesto familiar.

Existe un chiste en inglés que puede quedar muy acorde con este tema:  

Hacer un presupuesto es como hacer dieta, No puedes evitar tener sentimientos de privación y restricción, pero lo haces de todos modos porque sabes que es bueno para ti.

Hablemos un poco de presupuestos familiares.

¿Qué es?

Un presupuesto familiar es el plan estructurado por un jefe de familia buscando hacer funcionar de la mejor manera el dinero que la familia ha adquirido a través del trabajo de alguno (o algunos) de sus miembros. Cuánto gana al mes, cuánto dinero necesita gastar, cuánto dinero queda después de gastos, a cuánto dinero puede darle un nuevo propósito, etc.  

¿Cómo hacer un presupuesto?

En realidad, no hay una forma única de hacer un presupuesto. Sin embargo, hay algunas cosas que todo aquél calculando su presupuesto debe tener en cuenta.

Ingresos Económicos

Este es el pilar de un plan económico para presupuesto. Cuando usted va a comenzar a hacer su presupuesto familiar, por supuesto, el primer concepto a tener en cuenta es cuánto ingreso económico tiene la familia a lo largo de cierto periodo de tiempo (el periodo de tiempo que usted tome de base para hacer sus presupuestos. Las familias optan por hacer presupuestos mensuales o quincenales en su mayoría)

Gastos

Ya que sabemos cuánto ingreso tiene la familia (digamos, por ejemplo) cada mes, establecemos en dónde se necesita usar. El crear una lista de todos los gastos regulares que tendrá la familia ese mes es una forma muy sencilla pero directa de iniciar con esta parte del plan. Todos los hogares tienen un flujo constante de gastos que deben cubrir necesariamente, generalmente estos “gastos regulares” son en su mayoría las necesidades básicas de vivienda.

Estos pueden incluir:

  • Costos de telefonía celular
  • Internet
  • Uso de electricidad
  • Uso de gas
  • Costo de agua potable
  • Alquiler/renta
  • Pago de hipoteca
  • Alimentación y entretenimiento.

Es aquí donde comienza usted a emplear su ingenio y análisis a la hora de crear su presupuesto familiar. Es en los pequeños gastos donde un jefe de familia llega a dejar escapar algunas cifras, afectando el plan económico.

Hay muchas maneras en que varios gastos pueden escaparse de administración. Hay que tener en cuenta que, la gran mayoría de las veces, la cantidad que usted calcule a la que ascenderán sus gastos totales, no será una cifra exacta, por lo que puede terminar gastando más por estos errores de cálculo naturales.

Continuando, un tipo muy común de este tipo de “gastos extra” son los gastos extra por placer. Es común ir al supermercado, comprar la comida que necesitaba y agregar un (o unos) pequeño gusto extra. Cuando vamos a comprar ropa y llevamos cierta cantidad considerada para gasto, pero la prenda que nos gusta cuesta solo un poco más, nos permitimos este tipo de gastos sin tal vez considerar que desequilibrarán nuestro presupuesto. Al final del mes nos encontramos frustrados por la falta de dinero sin una justificación al momento.

Gastos Imprevistos

A esto, agregamos también aquellos gastos que no esperaba. Desde algo pequeño como un lápiz roto, un desayuno imprevisto, hasta gastos grandes como un televisor descompuesto, un viaje de emergencia, siempre habrá una serie de baches sobre los cuales usted tendrá que sortear para hacer funcionar el presupuesto. El tener un presupuesto bien planificado le permitirá incluso manejar una cantidad de ahorro que podrá alocar para uno de estos posibles improvistos.

Los gastos pequeños acumulables son igual de peligrosos que los gastos grandes efectuados en una sola exhibición. Si usted gasta diario $1 durante un año sólo porque no parece gran gasto, considere que es igual de impactante en su economía que si usted hubiera hecho una sola compra de $365. Aunque gastar $1 al día no se sienta igual a su bolsillo, sigue siendo un gasto total gigante.

Para prepararse en este tema si no tiene experiencia, proponemos un ejercicio sencillo. Registre todo lo que ha gastado día con día durante un mes. Incluya gastos pequeños como parquímetro, propinas y demás. Puede usar una pequeña libreta o un sitio como www.mint.com.

Un punto interesante a considerar, es que muchos evaluadores y planificadores recomiendan usar una sola forma de pago, sea efectivo o débito. Así, el control de los gastos es más estable y no tiene que preocuparse por mezclar recibos, facturas y más.

Elimine Deudas

Para todo tipo de planeación económica, uno de los primeros objetivos a lograr debe ser eliminar deudas. Las deudas representan un flujo negativo de dinero, pues irá perdiendo cierta cantidad de dinero durante cierta cantidad de tiempo (sus pagos hacia tal deuda). El manejar un presupuesto puede lograr la independencia total de tales entidades como las tarjetas de crédito.

Objetivo del Presupuesto Económico

Cuando el presupuesto que se está manejando es para buscar hacer funcionar una cantidad menor de dinero que antes (por ejemplo), si la opción de elevar la cantidad de ingresos no es viable, se necesita disminuir los gastos. Es en esta funcionalidad que podemos ver los tipos de presupuestos:

Si usted quiere administrar una cantidad menor que el mes pasado.

Aquí, como mencionamos, deberá pensar en un presupuesto donde incluya menores gastos, ya que su capacidad adquisitiva bajará, deberían bajar sus gastos proporcionalmente. Esto lo puede lograr realmente distinguiendo entre gastos completamente necesarios como comida y techo y los extras que nos pueden desequilibrar como salidas al cine todos los fines de semanas.

Si usted quiere administrar una cantidad mayor que el mes pasado.

Aquí entra un truco. Muchas personas consideran que cuando comienzan a ganar más dinero, deberían gastar más, pues su poder adquisitivo ha aumentado.

Sin embargo, si consideramos que un presupuesto económico está hecho con el propósito de hacer funcionar su dinero de la forma más eficiente posible, en estos casos lo más recomendable es continuar con su mismo plan de presupuesto familiar, sin alteraciones y usar ese ingreso extra para iniciar una nueva forma de ayudar a su plan, ahorrarlo.

Si piensa incluir/eliminar un nuevo gasto constante.

Para poder incluir un nuevo gasto, generalmente hay dos opciones. Incrementar el ingreso económico o reducir la cantidad de dinero dedicada a otro fin y redestinarla hacia este nuevo propósito.

Plantee Metas

Si bien todos necesitamos administrar nuestras economías, no todos tenemos los mismos objetivos en mente. Ahorrar para un viaje, eliminar una deuda, comprar un nuevo automóvil, sobrevivir con un presupuesto pequeño. Todas son razones válidas para comenzar a administrar sabiamente.

Cualquier objetivo que lo lleve a querer administrar sus presupuestos familiares es, en cierta manera, positiva.

Incluso si usted tiene una deuda puede resultar como una experiencia positiva. Al tener una deuda que no ha podido pagar, se puede entender que necesita cierta ayuda. Cuando usted toma en sus manos la decisión de ahora administrar mejor sus utilidades para ya no tener deudas, está ya dando el primer paso para mejorar su economía.

Plantear un objetivo a lograr le servirá como punto de referencia. Así, sus ahorros, intenciones y acciones se podrán ver encaminados hacia un punto definido, su meta se vuelve un punto real que se vuelve más posible cada vez que usted cumple con su plan de presupuesto familiar.

Consejos Finales

Prioridades. Una forma de “equilibrar” el presupuesto familiar es, en lugar de eliminar un gasto completo en favor de ingresar uno nuevo, usted puede extraer pequeñas cantidades de varios gastos a hacer y formar un monto de ello. Si disminuye en $10 el dinero destinado para cinco cosas, es igual (o más) efectivo que eliminar de tajo un gasto de $50.

Equilibrio

No todo en su vida debe ser restricciones a la hora de hacer un presupuesto familiar. Si bien debería abstenerse de algunas cosas cuando busca hacer funcionar mejor su dinero, no olvide que el equilibrio entre restricciones y placer son básicos para que de verdad funcione dicho plan. La prohibición absoluta trae un sentimiento de falta consigo, la desinhibición absoluta trae catástrofes hacia su plan, eliminando el control.

Recortes

Cuando considere hacer un recorte en su presupuesto, tome en cuenta las implicaciones económicas, y hasta (de ser necesario) emocionales. Aquí entra en juego la consideración de prioridades.

Para muchas familias, hacer un presupuesto se vuelve cuestión de supervivencia y el cortar alguno de los pequeños gastos del presupuesto puede afectar en mayor medida que cuando la misma familia vive más ampliamente. De la misma manera, inversamente proporcional, es más fácil crear nuevos gastos que eliminarlos, mucho más fácil cuando tiene menos cantidad de dinero de qué disponer

El objetivo principal de un Presupuesto Familiar es la administración de sus recursos, la óptima utilización de ellos.

Course work tracker

Course 1
This is an example course complete with a back end certification and assessment system
Module 1 Example Module 1-
Example 1
Unit 1 Example Unit 1
Unit 2 Example Unit 2
Unit 3 Example Unit 3