Cuando buscamos mejorar nuestra situación económica, buscamos (básicamente) aumentar nuestro flujo de ingresos. Ya sea para resolver una deuda, un problema o simplemente mejorar la calidad de vida que llevamos. Para esto, generalmente buscamos opciones convencionales; Estudiar una profesión, cambiar de trabajo, ahorrar (por nombrar algunos).

Sin embargo, existen infinidad de opciones listas para servirle a usted como medios de desarrollo. Si bien no todas las opciones pueden ser viables, o algunas pueden no parecer correctas para usted, tome un momento para leer sobre inversiones. Esta es, para nosotros, una de las mejores formas de hacer dinero cuando ha aprendido cómo manejar dicho sistema.

Cuando usted decide poner a trabajar su dinero, está tomando la decisión correcta. Tome en cuenta esta situación: cuando tiene usted dinero ahorrado, ese dinero existe con el único propósito de permanecer. No gastarse. Diferentes bancos le prestarán algún servicio de ahorro a cambio de una pequeña remuneración en interés en favor de usted. (Esto es, que invertirán su dinero y le ofrecerán una parte de las ganancias resultantes de dichas inversiones)

Cuando usted decide invertir su dinero de manera propia (eliminando o no al banco como intermediario) está usted haciendo que su dinero deje de funcionar sólo como representación potencial de riquezas, está usted haciendo que su dinero se convierta en un bien funcional. Cuando su dinero es considerado para inversiones, se convierte en dinero en movimiento. Y, su sabe usted manejar su estrategia, puede lograr que ese “pequeño” ingreso usado para invertir, puede convertirse en una cantidad sumamente mayor a la inicial.

El principio de inversión es simple: Usted toma una pequeña cantidad de dinero y lo “gasta” (invierte) en una función que le resultará en obtener una remuneración mayor a la inicial. Es una técnica en la que se busca hacer que una pequeña cantidad de dinero cree, usado inteligentemente, un residuo de dinero con el cual justifique el primer gasto pues terminará (en teoría) con más dinero del que usó para comenzar.

Algunos de los métodos de inversión más populares son: Compra de bonos, inversión por dividendos, Bienes raíces, préstamos y materiales. Por ahora, nos enfocaremos en las así llamadas bienes raíces.

Las bienes raíces son modelos de compra/inversión en donde el “bien” preservar (y al que se buscará aumentarle el valor) es un bien inmueble, una casa, un edificio, un departamento, un negocio, etc.

Existen varias opciones cuando se opta por invertir en bienes raíces:

Renta

Esta es la forma clásica de obtener ganancias a través de bienes raíces. El concepto es bastante simple, usted compra una propiedad inmueble (esto puede ser un departamento, un cuarto, una casa o demás) y lo alquila a una tercera persona a cambio de un pago mensual, generalmente.

La renta se considera una inversión en bienes raíces ya que, si bien el comprar un bien inmueble es un gasto fuerte de inicio, con el tiempo acumulando los meses en que se rente se obtendrá la inversión inicial e incluso se recibirá un extra, recuperando su inversión y teniendo un flujo semi-constante de dinero. En este tipo de inversión, usted deberá permanecer atento a mantener el inmueble en buen estado y, para obtener un ingreso constante y seguro, deberá mantener pendiente de tener siempre un inquilino dentro pues, sin inquilino no hay ingreso económico para usted.

Si usted renta el inmueble para un espacio comercial, es diferente que si usted renta el mismo como casa-habitación. Ambos son procesos legales y financieros diferentes, pero, cada uno ofrece sus ventajas a la hora de rentar.

Re-venta

Existen cientos de casas abandonadas, destruidas o simplemente en necesidad de remodelación. En todo el país podemos encontrar casas como hemos descrito; hacen años en que no se ha cuidado, el tiempo les ha deteriorado también. Este tipo de inmueble, sin embargo, ha ofrecido una oportunidad para muchos emprendedores.

La idea bajo la inversión en re-venta es comprar un inmueble con pocos cuidados (lo cual le hará valer menos en el mercado) y al comprarlo, invertir dinero en restaurarlo (con lo que su precio al mercado aumentará) y volver a vender el inmueble a un precio ahora más elevado.

La idea de inversión en re-venta es parecida a nuestro ejemplo de renta, pero aquí, al comprar el bien inmueble, se tendrá que hacer una segunda inversión en la remodelación de la casa. Debido a esto, la re-venta llega a tomarse como un tipo de inversión más aventurada pues, aunque se hacen dos inversiones en vez de una, la ganancia tiende a ser mucho mayor que, digamos, haciendo una inversión por renta.

Concesiones/Cadenas de Servicios/Franquicias

Esta es una inversión más moderna en cierto sentido. Con la oportunidad que significa la expansión, algunas empresas funcionan con el modelo de crecimiento por concesiones o franquicias.

Esto es; la empresa pide una inversión mínima de parte de un inversionista privado, la empresa entonces ofrece en préstamo su nombre y representación y le otorgará al inversionista el derecho de manejar una división o un establecimiento con el nombre, imagen y/o la capacidad de ofrecer los productos en venta por la empresa. Este tipo de inversión puede verse a lo largo del globo, pues las formas de expansión por franquicias han sido aprovechadas por empresas de todo tipo.

Desde vendedores de automóviles, aparatos electrónicos, supermercados, establecimientos de comida, y demás, este modelo de expansión ha sido base en el crecimiento económico de muchos inversionistas, pues llega a dar muy buenos resultados. Existen cadenas empresariales en las que usted, generalmente, podrá invertir (incluso) en más de un establecimiento. Es muy común ver que un inversionista ha tenido buenos resultados con invertir en un establecimiento único y, después de tal éxito, decide invertir en otros establecimientos más, incrementando su capacidad de ingreso.

Empresa Propia 

La inversión más “personal” es esta. Usted establece el criterio sobre el cuál trabajará. La idea es rentar un bien inmueble para establecer su propia empresa/negocio, buscando que esta prospere al grado de regresar con ganancias la inversión inicial que se hace para rentar o comprar el lugar físico. Este es uno de los sistemas más viejos y clásicos, (quizás el más viejo y clásico) pero no deja de funcionar igual de bien hoy como ha funcionado por siglos.

El emprendedor que invierte su dinero en su pequeña compañía buscando hacerla crecer, este es el modelo bajo el cual muchas economías han crecido enormemente. (La economía de Estados Unidos incluida) Debido a la versatilidad que ofrece este tipo de inversión, ha sido preferida por incontables inversores, buscando hacer crecer una idea, un proyecto. Este tipo de inversión puede ser preferida también, debido a la cercanía que ofrece al mercado. Cuando se invierte en una propia empresa/negocio, es usted mismo quien toma las decisiones más importantes; desde el rubro que tendrá el negocio, hasta la forma de trabajo, el estilo del lugar, la forma de aproximarse al cliente, los productos y hasta el nombre de la empresa. Su inversión se vuelve otra parte de su persona.

Extra: Modelo de inversión por renta/alquiler

Con las nuevas tecnologías, en esta era donde estamos interconectados desde todas partes del mundo; se ha desarrollado una pequeña variación al modelo de rentas/alquiler de inmuebles para la habitación o comercialización. Esta nueva variación de modelo es el así llamado “de contrato temporal” y funciona de la siguiente manera:

El cliente descarga a su teléfono una aplicación en donde buscará ofertas de casas/departamentos y cuartos en renta, estas rentas son temporales (generalmente no más de una semana) y son pagadas con anticipación en su mayoría. Este modelo sirve muy bien cuando se es viajero y se busca la comodidad de una casa en vez de un hotel. Cuando usted participa en este tipo de inversión, sigue rentando su casa a precios accesibles, de manera interactiva y, después de un pequeño lapso de tiempo puede pasar al siguiente cliente para alquilar.

Este tipo de inversión se ha vuelto muy popular entre el público joven ya que ofrece muchos beneficios y pocas contras, al ser un modelo de renta temporal

Cómo ha podido ver, los bienes raíces son una forma bastante efectiva de invertir su dinero. Si bien, dependiendo de su lugar de residencia, con el tiempo las propiedades pueden aumentar su valor o disminuirlo, esto puede ser usado como otra oportunidad de invertir, pues los cambios de precios siempre pueden ser usados para su ventaja con un poco de ingenio.

Todos, en todo momento, necesitamos una casa, un techo dónde vivir.

Todos los empresarios que inician su proyecto, necesitan un espacio físico dónde iniciar su compañía.

Esas son las razones de por qué invertir en bienes raíces siempre será redituable, pues se cimienta sobre una de las necesidades más básicas del ser humano: la necesidad de refugio/protección.

Cuando usted invierte en bienes raíces (mejor aún) el tiempo que le tendrá que dedicar a su inversión será mínimo cuando lo comparamos con el tiempo necesario para poder hacer funcionar otro tipo de inversiones. Sólo tiene que preocuparse de pocas obligaciones y su negocio (por así decirlo) funcionará independientemente de usted.

Course work tracker

Course 1
This is an example course complete with a back end certification and assessment system
Module 1 Example Module 1-
Example 1
Unit 1 Example Unit 1
Unit 2 Example Unit 2
Unit 3 Example Unit 3