El término “tipo de cambio flotante” es un término común en el Mercado Forex. Los operadores de divisas, tanto novatos como veteranos igualmente se han topado con esta frase más de una vez. ¿Por qué?

Porque el tipo de cambio flotante es la fuerza detrás de los precios siempre fluctuantes de las divisas en el Mercado. Es la razón por la cual las divisas podrían ser volátiles o permanecer más o menos sin cambio por un periodo dado.

Más aun, la tasa de cambio flotante podría tener un impacto sobre la economía. Un cambio en el valor de la divisa podría estancar o ayudar al crecimiento de la economía de una nación dada. Las fluctuaciones de la moneda pueden resultar en importaciones más baratas que las exportaciones y viceversa causando cambios en la inflación, deflación, tasas de empleo, etc.

¿Qué es la Tasa de Cambio Flotante?

Conocido también como la tasa de cambio flexible o fluctuante, el sistema de tipo de cambio flotante es aquel en el cual las fuerzas del suministro y la demanda en el mercado Forex determinan el valor de una moneda. Cuando la demanda, por decir, del euro es mayor a la oferta, el valor del euro se aprecia. Tirando la misma moneda, cuando la oferta es mayor a la demanda, el euro se deprecia.

La Historia del Tipo de Cambio Flotante

El movimiento del patrón oro al régimen de tipo de cambio flotante se remonta a 1973 cuando se descubrió una salvedad en el sistema de tasa de cambio fija que nació en la Conferencia Bretton Woods en la década de 1940. En 1944, la Conferencia Bretton Woods (después del establecimiento del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) contó con países miembros que adoptaron el sistema de tasa de cambio fija mediante directrices claras. Parecía que las cosas funcionaban bien hasta 1971 cuando se descubrió la salvedad.

En este punto, Estados Unidos dijo adiós al patrón oro gracias al presidente Richard Nixon. El sistema patrón oro colapsaría posteriormente en 1973, después de lo cual se permitió la libre flotación de las monedas participantes. Este fue el inicio de un nuevo sistema de tipo de cambio, el tipo de cambio flotante.

La moneda de Europa. Euro. Efectivo.

Terminología del Tipo de Cambio Flotante

La tasa de cambio flotante no es un término autónomo. Este implica una plétora de terminologías sobre éste, las cuales son cruciales si pretende entender esta frase en su totalidad. Abundemos en ello:

Tipo de cambio flotante versus tipo de cambio fijo

Ambas son diferentes. El mercado Forex determina el tipo de cambio flotante, como ya habrá visto, mientras que el gobierno de un país determina una tasa de cambio fijo a través de su banco central.

Tipo de cambio flotante dirigido/sucio

Un tipo de cambio flotante dirigido o sucio es un sistema que no depende en su totalidad del Mercado Forex para la determinación de su precio. Existe la interferencia del gobierno, aun cuando el tipo de cambio está flotando. El sistema es bastante común en países como Japón y el Reino Unido.

Tipo de cambio flotante limpio/puro

Este sistema de tipo de cambio flotante en el cual el valor de la divisa depende totalmente del Mercado Forex. El gobierno no tiene participación alguna. Un buen ejemplo de un país que se acerca a este sistema es Canadá. Desde 1998 el gobierno de Canadá no ha intentado manipular su tipo de cambio flotante.

Divisas del tipo de cambio flotante

Las divisas que flotan son aquellas cuyos valores son determinados por el Mercado. En el mundo actual la mayoría de las divisas están flotando, especialmente aquellas con las cuales se comercia ampliamente. Estas incluyen el euro, el dólar de Estados Unidos, la libra británica, la rupia India, el dólar Australiano, el franco suizo, y el yen japonés.

Cómo Funciona el Sistema de Tipo de Cambio Flotante

Hombre financiero usando su computadora. Diferentes tipos de moneda.

El sistema de tipo de cambio flotante funciona bajo la premisa de que los precios de una divisa permanecen en fluctuación – dependiendo de su demanda y oferta en el Mercado Forex. Existe un buen ejemplo que le ayudaría a comprender como funciona el sistema de tipo de cambio flotante: un dólar de EU puede comprar un euro el día de hoy, pero podría comprar tan solo 0.98 euros el día de mañana. La cosa es, los precios de la divisa nunca son constantes: continúan cambiando – aun varias veces en un minute.

Las ventajas del tipo de cambio flotante

Las siguientes son algunas de las ventajas del régimen de tipo de cambio flotante:

Se autocorrige de manera automática

Cualquier disparidad en el balance de pagos (BOP) se corrige automáticamente gracias a una rectificación en el tipo de cambio. Digamos, por ejemplo, que un país experimenta un déficit en el BOP. Esto implica que la divisa del país se depreciaría, siempre que otras cosas no sufran cambios. Por consiguiente, las exportaciones de la nación serían más barata y su demanda aumentaría.

En la misma línea, las exportaciones serían más caras y su demanda declinaría. El resultado sería la restauración del equilibrio del BOP del país. En cuanto al excedente del BOP, éste se erradicaría de manera automática igualmente, a través de un cambio del tipo de cambio.

Libera las políticas internas del país

Los países que adopta un régimen de tipo de cambio flotante hacen que sus gobiernos busquen objetivos de política interna libremente sin verificaciones externas con relación a las deudas y la escasez de divisas. En otras palabras, bajo un sistema de tipo de cambio flotante, pueden corregir un déficit del BOP al alterar el precio externo de la moneda de un país dado.

Edificio gobernante. Poder del gobierno sobre cambio flotante.

Resultados en crisis mínimas

En el sistema de tipo de cambio flotante, existe poca presión sobre el banco central del país para devaluar o revaluar la moneda local. En un sistema de tipo de cambio fijo, sin embargo, dicho compromiso (devaluación y revaluación de la divisa) es común y a menudo está caracterizada por las crisis dado que el banco central está demasiado presionado para actuar generalmente. Por lo general el resultado no es agradable tampoco.

Los bancos centrales que devalúan sus monedas locales pueden terminar agotando sus divisas debido a que regalan gran parte de ella. Más aun, esos bancos centrales que revalúan sus monedas locales podrían verse invadidos con su divisa debido a que regalan una muy pequeña parte de ella. Con el sistema de tipo de cambio flotante las cosas son diferentes. Estos cambios ocurren de manera automática lo cual erradica la probabilidad del surgimiento de cualquier crisis a partir de los tipos de cambio.

Impulsa la gestión

Los gobiernos nacionales pueden manipular libremente el precio externo de su divisa para su beneficio. Esto quiere decir que el gobierno de un país disfruta de una discreción significativa bajo un sistema de tipo de cambio flotante.

Disminuye las reservas

La necesidad de los países de mantener grandes reservas de divisas extranjeras es muy pequeña para su crecimiento económico. En lugar de incrementar esas reservas, los gobiernos pueden usar las reservas existentes para impulsar el crecimiento económico al importar bienes de capital importancia, entre otras cosas.

Previene la inflación

Hombre Enseñando el concepto de inflación.

Los países que adoptan el sistema de tipo de cambio flotante no tienen por qué preocuparse sobre la inflación en otros países. Este no es el caso con el sistema de tipo de cambio fijo. Los países con este sistema “importan” la inflación a través de los precios de importación. Igualmente, cuando estos países experimentan un exceso de pagos, “importan” la inflación de los países con déficit.

Refuerza la flexibilidad

Desde la crisis del petróleo en 1973, ha habido un cambio pronunciado en el valor de las divisas debido a alteraciones del comercio. No obstante, aún no queda claro si esto se pudo haber manejado bajo un régimen de tipo de cambio fijo.

Course work tracker

Course 1
This is an example course complete with a back end certification and assessment system
Module 1 Example Module 1-
Example 1
Unit 1 Example Unit 1
Unit 2 Example Unit 2
Unit 3 Example Unit 3